Make your own free website on Tripod.com
Fundamentos
La primera oleada de reformas neoliberales aplicadas a nuestro país durante la última década ha llevado a la nación colombiana a su más profunda crisis en toda la historia republicana.

Instituciones, infraestructura, recursos naturales, riquezas y soberanía, han sido puestas al servicio del capital financiero mundial y de los intereses de las multinacionales y de la banca multilateral al amparo del Fondo Monetario Internacional.

La Reforma a la Seguridad Social impuesta por la ley 100 de 1.993 arruinó a las instituciones de salud y de seguridad social y las tiene al borde de su liquidación, erosionó gravenmente los derechos fundamentales de los colombianos a la salud y la vida, arrasó con la dignidad y el valor del trabajo de los profesionales, corrompió la moral y la ética, enfermó al país con males supuestamente controlados como la TBC, malaria, cólera, VIH y leishmaniasis, y acabó con la institucionalidad del Estado y su responsabilidad para brindarle el bienestar debido a toda la sociedad.

Cada uno de los compromisos del Estado y de gobiernos sucesivos para cumplir con las exigencias imperiales norteamericanas, especialmente en el ámbito de la apertura económica y las privatizaciones, han sido avalados por los cuerpos legislativos, donde representantes y senadores, de espaldas a las necesidades de su pueblo y a los intereses nacionales, aprueban normas de iniciativa ajena a cambio de beneficios particulares, tal y como se demuestra diariamente con los escándalos recién destapados.

Los destinos de una nación entera y de sus millones de pobladores no pueden continuar dependiendo de voluntades individuales que no consultan ni el interés patriótico ni el bienestar de la sociedad.

Esta advertencia cobra mayor vigencia cuando se anuncian las reformas de segunda generación que no son otra cosa que las nuevas facilidades exigidas a nuestro país para que aterrice la inversión extranjera sin respetar los intereses nacionales, las garantías que aseguren el pago de la deuda externa y sus servicios financieros, y se cumplan las exigencias de facturas de importación y del giro de remesas en dólares a las matrices americanas.

Como quiera que los recursos de la Seguridad Social, bien sea en Salud, Pensiones o Riesgos Profesionales, también constituyen un nicho de negocios de más de US$8.000 millones anuales, sobre los cuales están puestos los ojos de las multinacionales americanas, el Gobierno actual se ha apresurado a elaborar los proyectos de ley que desmantelen las instituciones de sus obligaciones laborales, adecúen la estructura instalada para la privatización, y aseguren la rentabilidad de los negocios para beneficio extranjero.

Por las anteriores consideraciones, es inaplazable la construcción de una gran corriente de opinión y expresión política que propugne por la defensa de los intereses nacionales y la soberanía, y luche por un Sistema Integral de Seguridad Social, que devuelva los beneficios democráticos arrancados a los colombianos por el neoliberalismo y sus servidores.

Los panteamientos aquí expresados constituyen nuestro fundamento político.

UNAMONOS !


Personeria jurídica No. 0444, julio 12 de 2000
Copyright ©2000 Tu web™, Inc. All rights reserved.


HERMAN REDONDO GÓMEZ
Candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá
El Representante de la Salud y la Seguridad Social

PEDRO CONTRERAS RIVERA
Candidato al Senado de la República


UNÁMONOS POR UNA COLOMBIA SOBERANA, DEMOCRÁTICA, SEGURA Y SALUDABLE

El Movimiento de Unión Nacional por la defensa de la Salud y la Seguridad Social, es un Movimiento en el cual tenemos cabida y somos invitados a participar, todos los colombianos identificados en el propósito de sacar adelante al país creando una nueva alternativa que luche para que en Colombia exista un verdadero modelo de Seguridad Social Integral que garantice la redistribución del ingreso, la igualdad, la justicia social y se convierta en auténtico camino de paz, de convivencia y de respeto por la Soberanía de la Nación.

Concebimos la Seguridad Social Integral como el conjunto de acciones de la Sociedad y el Estado tendientes a promover el Bienestar General e Individual, desarrollando plenamente los sectores sociales, como son:

   El fomento, la promoción de la Salud y la prevención de la enfermedad; en vista de los pobres resultados hasta ahora obtenidos durante los siete años de desarrollo de la Ley 100 de 1.993, proponemos un modelo en Salud que efectivamente desarrolle los principios internacionales de la seguridad social, amplíe la cobertura a toda la población y garantice la calidad en la prestación de los servicios de salud.

Este punto es central en la propuesta de UNÁMONOS, por nuestro origen en las Instituciones Médicas, de profesionales y trabajadores de las ciencias de la salud; pretendemos rescatar la salud pública de su evidente retroceso, enaltecer y dignificar el ejercicio de la medicina a través de constituir el acto médico como el eje central del ejercicio de la profesión, humanizando la prestación de los servicios y devolviendo al paciente sus derechos como ser humano y no como mero objeto de lucro.

Asi mismo, proponemos racionalizar la apertura de nuevos programas de facultades de ciencias de la salud y elevar el nivel de exigencia para obtener la excelencia en la formación del recurso humano.

   La facilidad de acceso de toda la población a la Educación y la Cultura; nuestro objetivo es erradicar el analfabetismo en Colombia como lo han logrado otros países con igual o menor desarrollo que el nuestro. Por ello, propugnamos por la garantía de financiación adecuada de la educación pública por parte de la Nación que incluya una repartición equitativa del nuevo Sistema General de Participaciones creado con la aprobación del Acto Legislativo 012, con respeto de los derechos de los educadores.

   El Empleo dignifica al ser humano, su carencia limita el desarrollo de sus capacidades; el desempleo es el peor flagelo de nuestra sociedad; hace diez años, cuando el desempleo se encontraba en el 7 u 8%, se aprobó la Ley 50 de 1990, para flexibilizar las relaciones laborales; los resultados de esa política condujeron a cifras que superan el 20% de desempleo y el remedio que nos propone el Gobierno es mayor flexibilización y mayor precarización de los ingresos de los trabajadores y pensionados. Por ello, promoveremos el desarrollo de políticas que conduzcan al pleno Empleo, como el acceso a créditos con bajos intereses en los que la Banca debe estar comprometida haciendo aportes significativos, desgravar las importaciones de materias primas o equipos que no se fabriquen en el país, fortalecer los controles contra el contrabando para incentivar la producción nacional, la producción agraria, adelantar inversiones públicas y, lo más importante, frenar la ola de despidos masivos de los servidores públicos.

   La Vivienda de interés social, la protección de los usuarios del Sistema UVR y la provisión de los Servicios Públicos a toda la población a tarifas proporcionales con la capacidad económica de las familias colombianas y no a tarifas usureras impagables por los menguados bolsillos ya afectados por las siete reformas tributarias aprobadas en los últimos diez años.

   Las Pensiones y la protección del adulto mayor; la protección contra los riesgos derivados del trabajo; el estímulo al Deporte, la recreación y la correcta utilización del tiempo libre; la protección del medio ambiente; la protección del ser humano a lo largo de su ciclo vital con énfasis en la niñez abandonada, la orientación del adolescente para evitar que caiga en la farmacodependencia el alcoholismo o la drogadicción, a la mujer cabeza de familia, a los discapacitados físicos o mentales y, la unión de la familia con total respeto del derecho a la salud y a la vida.

Estamos plenamente convencidos de que en Colombia se requiere implantar con urgencia medidas tendientes a desarrollar todos los sectores sociales para promover la igualdad, la justicia social, la redistribución del ingreso, el empleo y luchar contra la pobreza.

La ausencia de estos elementos, ha constituido hasta el presente el caldo de cultivo de la inconformidad y son el pretexto para que se perpetúe el conflicto armado. Se ha creado un círculo vicioso de hambre, miseria, necesidades elementales del ser humano inalcanzables, violencia, lumpenización y confrontación.

El desarrollo de un Sistema Integral de Seguridad Social como lo ha planteado al país el Movimiento UNÁMONOS romperá ese círculo vicioso de necesidades básicas insatisfechas y generará un clima propicio para la convivencia, la tolerancia y la Paz que tanto anhelamos los colombianos.

La PAZ SOCIAL se ve mucho más comprometida sin la organización de la Seguridad Social. Por ello, el Movimiento UNÁMONOS  presenta al país la fórmula de la Seguridad Social como un elemento indispensable de la reconstrucción económica y el mejor camino hacia la PAZ. Invita a todos nuestros líderes, amigos y seguidores, a que difundan ampliamente esta idea central, el máximo paradigma y la razón de ser de nuestro Movimiento.

¡Acompáñenos a hacer de estos propósitos una realidad, acompáñenos en esta cruzada por la Seguridad Social Integral en las próximas elecciones de marzo 10 de 2002!


HERMAN REDONDO GÓMEZ
A la Cámara de Representantes por Bogotá


¡UNÁMONOS POR UNA COLOMBIA SOBERANA, DEMOCRÁTICA, SEGURA Y SALUDABLE!